Bienvenidos radiólogos todos y demás ralea

Blog oficioso de la subseccion cabeza y cuello, de la seccion neurorradiologia, del servicio de radiologia del hospital macareno, de Sevilla, claro.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Tumor fibroso solitario de la órbita

Hoy  traemos a este querido y poco leído blog una entidad poco frecuente, al menos yo no he visto muchas, lo que tampoco es que tenga mucho valor. No nos liemos. Se trata del tumor fibroso solitario de la órbita. Nosotros que con gran esfuerzo casi nos sabíamos la distinta patología intraconal, extraconal, conal, etc. nos quedamos algo perplejos con esta lesión que, lo reconozco, me resulta novedosa.

Es una lesión rara que se origina en las células fibroblásticas mesenquimatosas, lo cual a nosotros, como avezados radiólogos nos deja igual, siendo más frecuente que afecte a la pleura o peritoneo.

Dada la avidez del ser humano en clasificar todo, rápidamente nos preguntamos por su localización más frecuente en la órbita, sin embargo en este caso no puede ser claramente situada en un espacio, ya que, casi con igual frecuencia, puede aparecer en una localización intraconal o extraconal o conal o lagrimal o...

En lo que respecta a las imágenes, en la TC se mostrará como una lesión sólida, bien definida que puede remodelar el hueso aunque no destruirlo. En la RM generalmente se presenta isointenso en T1 e isointenso o ligeramente hipointenso con zonas heterogéneas en T2 (¡anda, una lesión que no es blanca en T2!), no obstante hay variabilidad en T2, con algunas zonas hiperintensas que representa hemorragias internas, degeneración quística o todo a la vez. Tras la admistración del contraste, porque hay que poner contraste, se apreciará una apetencia significativa por el mismo, y en el caso de hacer un estudio dinámico, si la lista de espera lo permite, se observará una captación rápida y un lavado progresivo aunque aún no es posible establecer un patrón distintivo como, al parecer sucede con el hemangioma y el schwanoma, en los que según algunos autores sí es posible apreciar cierta diferenciación..

En definitiva, será nuestro amigo el patólogo el que nos dirá de qué se trata después de ser extirpado.

Y ahora, a disfrutar de las imágenes.





        






jueves, 11 de junio de 2015

Schwanoma vestibular o neurinoma del acústico







    En este caso la lesión es obvia. ¿Cómo que no?
    En la localización clásica, en el oído interno, en este caso derecho, se observa una imagen que realza intensamente con el gadolinio, con un componente intracanalicular (en el conducto auditivo interno) y otro, de mayor tamaño, en la cisterna del ángulo pontocerebeloso. Si aún no lo ve, compare con el otro lado. Si sigue sin verlo, busque otro oficio.
    Se trata del tumor más frecuente del ángulo pontocerebeloso. Se origina a partir del nervio vestibular superior o inferior, a pesar de lo cual generalmente debuta con hipoacusia y no con síndromes vertigionosos, lo que no quiere decir que no puedan tenerlos. La hipoacusia suele ser neurosensorial para frecuencias agudas con una típica dificultad en entender las palabras con ese oído, nada que ver con la dificultad de algunos en entender frases enteras.
   
    Diagnóstico diferencial de lesiones del ángulo pontocerebeloso

    Más información: en los libros. Sí, sí... los de papel.

martes, 23 de diciembre de 2014

No hacer



En esta ocasión traigo a este, nuestro querido blog, una monografía con recomendaciones sobre lo que no hay que hacer en radiología, tanto para el beneficio del paciente, como para el radiólogo, que tendrá así menos que informar.

Se trata de una serie de recomendaciones por parte de un panel de expertos, acerca de aquellas indicaciones que ya han dejado de serlas.

A modo de introducción, dejo el resumen que se puede leer en la publicación:


El desarrollo de este documento tiene como objeto describir una serie de recomendaciones de exploraciones radiológicas que no deberían hacerse, dirigidas a médicos prescriptores,
radiólogos y pacientes.
Se deberían promover desde los Servicios de Radiología, como buenas prácticas radiológicas, en colaboración y con el consenso del resto de especialidades que solicitan las distintas pruebas de imagen, para la prevención, diagnóstico y seguimiento de las enfermedades.
Estas recomendaciones buscan disminuir el uso de aquellas técnicas obsoletas, de dudosa eficacia y utilidad. Son especialmente importantes en Radiología, especialidad en rápida evolución y en la que constantemente aparecen nuevas técnicas que pueden despertar mayores expectativas. Sin embargo, deberían hacerse solo las pruebas en las que se haya demostrado su utilidad y especialmente aquéllas en las que se reduzcan las dosis de irradiación sobre los pacientes y las que, por su menor coste y eficacia, incidan en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Otro objetivo fundamental es mejorar la calidad y la seguridad en el paciente, por una parte buscando las alternativas menos agresivas y por otra evitando la cascada de pruebas diagnósticas que puede acarrear la realización de pruebas innecesarias.
En este contexto, esta campaña se alinea con otras desarrolladas por diferentes Sociedades Científicas a nivel internacional, como “Image Gently” (que busca la disminución de irradiación en pacientes pediátricos), “Image Wisely” (cuyo objetivo es mejorar la adecuación de pruebas), “EuroSafe” (campaña europea centrada en la disminución de la irradiación de la población), etc. Estas recomendaciones deben hacerse con la participación de los pacientes, a quienes hay que ofrecer una información clara y veraz sobre lo que se espera obtener de las pruebas, el balance riesgo- beneficio, su alcance y resultados, con actualizaciones sobre la evidencia científica que las sustenta.
En un gran número de casos se contará con su consentimiento informado, que será oral o escrito según el tipo de prueba y siguiendo las indicaciones de la Ley de Autonomía del Paciente.
En cualquier caso, los profesionales de la Radiología debemos aspirar a estar más visibles en nuestras actividades, de forma que los radiólogos acabemos convirtiéndonos en un referente para los pacientes, en alguien accesible al que puedan consultar todos los problemas que les surjan relacionados con las pruebas de diagnóstico por la imagen. Este documento debería difundirse por toda la población, pero especialmente entre personal sanitario y pacientes, de forma que aumente su interés e inquietud. Se pretende que la toma de decisiones en las pruebas de imagen, decisión final del radiólogo, sea una responsabilidad compartida, con optimización de los recursos disponibles y adaptada a cada circunstancia y situación individual.
Este documento es abierto, debe ser activo y dinámico, a disposición de todos los socios de la SERAM. Pretende ser un punto de inicio para la creación de un documento que se actualice en función de los avances y evidencias científicas. Debemos comprometernos a participar en su desarrollo, con recopilación de nuevas recomendaciones que puedan ir surgiendo y que, sumadas a las ya existentes, hagan de esta guía una similar a las existentes en otras Sociedades Científicas.



Recomendaciones SERAM
Comisión de Asuntos Profesionales de la SERAM
2014, SERAM
De no hacer
Para médicos prescriptores, radiólogos y pacientes


Vale. Lo sé. Esta vez no he puesto nada de cabeza y cuello, pero de vez en cuando hay que variar de registro ¿no?.


domingo, 5 de octubre de 2014

Absceso amigdalar






 
 

He aquí un ejemplo, perteneciente al mismo paciente, de absceso amigdalar. Poco comentario hay que realizar. Añadiría que este sujeto tardó un poco en tomar antibióticos, quizás por esperar a que hubiera evidencia de infección. Ahora ya hay evidencia aunque creo que el antibiótico cederá el paso, amablemente, al bisturí.

Un repaso a las infecciones del cuello aquí, que hoy tengo pocas ganas de escribir.

viernes, 21 de marzo de 2014

Ránula







    Este caso, cortesía de JHL, es facilito. Especialmente en la resonancia, no creo que sea necesario poner flechitas amarillas para ver la lesión.
    Exacto. Ahí. En el espacio sublingual izquierdo. Obsérvese que los hallazgos en el TC y en la RM son superponibles, aunque en esta última son más vistosos.
    La ránula no es más que una lesión quística benigna adquirida (se puede considerar como un mucocele), que se produce por la extravasación del contenido mucoso de la glándula salivar afecta, generalmente la sublingual, en los tejidos circundantes. Esta glándula, a diferencia de sus hermanas, no tiene un único conducto secretor, sino que se trata de múltiples conductillos (de Rivini) que están secretando contínuamente, mientras que el resto lo hace ante el estímulo alimenticio.
   La causa suele ser un traumatismo o una obstrución, por ejemplo por un calculito.
   En las imágenes se puede comprobar, en los cortes coronales, que la ránula no se queda confinada al espacio sublingual, sino que se extiende caudalmente. No se trata de una ránula simple sino que se extiende al espacio submandibular constituyebno lo que se conoce como ránula cervical (también llamada por los cursis plunging o diving), extendiéndose la lesión por detrás del músculo milohioideo.
    Como curiosidad, mencionar que, etimológicamente, ránula viene a significar rana, supongo que motivado por la hinchazón del pecho de la rana macho cuando canta intentando hacer lo que puede con la rana hembra, siempre esquiva y distante.




miércoles, 22 de enero de 2014

Nuevo blog amigo

Al pionero blog radiológico (y más cosas) de nuestro amado hospital que nos acoge y protege de la intemperie Radiología Macarena, siguiendo la senda de éste nuestro irreductible blog de cabeza y cuello (pero ¿cómo le puede a alguien gustar esto?) se une un nuevo blog de radiología, dedicado al radiólogo de trinchera, a ese radiólogo de a pie, que se mantiene firme en su puesto, en su casilla de peón, cuando el álfil, las torres y los caballos se van a pique, a ese radiólogo que mira con cariño y ternura al residente recién llegado que le pregunta angustiado por esa masa redonda que se observa justo en la zona del estómago en la placa simple, a ese radiólogo que aguanta impasible los furibundos ataques de las otras especialidades sin que se le salten las lágrimas, a veces de risa. A ese radiólogo en ocasiones sin recursos, pero siempre sin miedo, va dedicado este blog, al que desde esta tribuna doy la bienvenida y le deseo larga vida (como al rock and roll).


domingo, 29 de diciembre de 2013

Carcinoma medular de tiroides





Decíamos ayer...
Remedando a Fray Luis de León y a Unamuno, volvemos tras un período de "descanso" motivado, en parte por problemas técnicos informáticos (como consejo no poner discos duros en RAID 0) y en parte por cierta apatía y desencanto. El primer problema ya solventado y el segundo...

En esta ocasión, traemos a colación un caso espectacular (como todos los que presentamos aquí) de carcinoma medular de tiroides con metástasis ganglionares calcificadas. Para miradas perspicaces se puede observar una pequeña calcificación en la parte más inferior del lóbulo tiroideo derecho, en la última imagen.

La calcificación cervical ganglionar no es una patología frecuente. Siempre que se vea hay que pensar en primer lugar en una alteración, generalmente tumoral, de la glándula tiroides (en el medular las calcificaciones suelen ser gruesas). También puede apreciarse en el linfoma tratado. Entre etiologías benignas, tuberculosis y sarcoidosis se llevan la palma. Es importante aclarar que el hecho de observar calcificación ganglionar cervical no es predictor de benignidad ni de malignidad.

En este caso se trataba de un carcinoma medular de tiroides multifocal (diagnóstico anatomopatológico una vez extirpada la glándula). El carcinoma medular de tiroides procede de las células C parafoliculares (para los que aún tengan reciente sus estudios pregrado) y puede aparecer en versión solitaria o asociada a síndromes MEN II.

En una somera revisión bibliográfica (estamos en Navidad) he encontrado pocos casos con metástasis ganglionares calcificadas como el que nos ocupa, así que los dos o tres seguidores que aún me soportan están de enhorabuena.

Y eso es todo. Feliz Año Nuevo para los confiados y para el resto que no desesperen demasiado. Y no olviden que el pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie y el realista ajusta las velas. Lo malo es cuando ya no quedan velas o no te dejan ajustarlas.